Estética dentalCarillas dentales para una sonrisa radiante

https://firstdental.es/wp-content/uploads/2020/03/blog.jpg

Si pensabas que no había una manera eficaz y rápida de disimular defectos estéticos como los dientes rotos, algo separados, con manchas o un poco desgastados, estabas equivocado. Quédate a leer este artículo y descubre la maravilla de las carillas dentales. No por nada su uso es de los más extendidos en la odontología estética.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas láminas que se colocan en los dientes, en la parte frontal, que es lo que se ve al sonreír. Están creados a medida para cada paciente, de forma que se consiga la mayor discreción y que no se distinga del resto de dientes.

Su aplicación es exclusivamente para uso estético, no para mejorar la funcionalidad de los dientes o de la mordida. También se utilizan para tapar dientes calcificados u oscurecidos a causa de una endodoncia y que solo recuperarían su color con un blanqueamiento interno.

¿Qué tipos de carillas dentales hay?

Existen dos tipos de carillas, según el material del que están hechas: porcelana y composite. Éstas últimas consisten en una resina sintética que se adhiere al diente, donde es moldeado, y son ideales para ocultar pequeños defectos. Por otro lado, las de porcelana son de un material más resistente y fuerte y se usan para anomalías un poco más grandes, como una fractura en los dientes o una separación importante entre ellos.

Las carillas de composite se pueden colocar en una sola sesión; las de porcelana requieren de varias visitas al dentista hasta colocarlas. Otra de las diferencias entre ellas es que el color suele quedar un poco más natural con las de porcelana.

¿Cuánto duran las carillas?

Depende de la higiene dental y del cuidado que se tenga con ellas, además del material utilizado. Las de composite, bien tratadas, suelen durar entre 5 y 7 años; las de porcelana, al ser más resistentes, pueden llegar a aguantar de 15 a 20 años.

Para prevenir que se rompan, se debería evitar morder alimentos duros, como huesos o cáscaras. Con las carillas de composite hay que tener un cuidado extra con respecto a las sustancias con mucha coloración, porque debido a su material pueden acabar tiñéndose con el tiempo.

Igualmente, es importante acudir a revisiones periódicas para procurar que las carillas sigan en buen estado.

¿Se pueden quitar las carillas?

Sí, las carillas se pueden retirar en caso de que sea necesario, aunque, si ha habido que tallar los dientes para colocarlas, pueden no tener el mismo aspecto que antes. En caso de que una carilla se fracture o no termine de convencer al paciente, se pueden renovar o, en el caso de las de porcelana, retirarse y colocarlas nuevas.

¿En qué se diferencian de las coronas dentales?

Ambos conceptos pueden llevar a confusión. La diferencia principal es que las carillas se colocan principalmente con fines estéticos frente a las coronas que además de estos fines se utilizan para rehabilitaciones funcionales de la dentadura.

Además, las coronas cubren toda la parte visible del diente, mientras que las carillas solo se colocan en la cara frontal del mismo. Otra de las diferencias es el grosor, mucho mayor en las coronas.

Ahora ya lo sabes: si tienes algún pequeño defecto estético en los dientes que quieras solucionar rápida y cómodamente, las carillas dentales son tu solución. Si tienes cualquier pregunta respecto a ellas, no dudes en visitar nuestras clínicas: allí nuestros estupendos profesionales las resolverán todas.

 

https://firstdental.es/wp-content/uploads/2018/09/logo-firsdental-pie.png

Visítanos en las redes sociales:

https://firstdental.es/wp-content/uploads/2018/09/logo-firsdental-pie.png

Visítanos en las redes sociales:

© 2018 Firstdental. Todos los derechos reservados.

© 2018 Firstdental. Todos los derechos reservados.